Necesaria una política integral para transformar la realidad en beneficio de las niñas y niños del país: Fernando Herrera. En México se cuenta con la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, la cual abre una oportunidad para avanzar hacia el pleno cumplimiento de todos los derechos de la infancia y la adolescencia.

BHerreranov28En el marco del aniversario de la Convención sobre los Derechos de los Niños, el coordinador de la bancada panista en el Senado de la República, Fernando Herrera Ávila, apuntó que se necesita una política integral en la que participen los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, así como los tres niveles de gobierno, para transformar la realidad en beneficio de las niñas y niños del país.

En ese sentido, el legislador por Aguascalientes indicó que esta Convención es el primer tratado internacional de carácter obligatorio que reconoció los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes. Recordó que fue hasta 1989 que esos derechos no estaban oficialmente articulados en un instrumento jurídicamente vinculante, ni los gobiernos debían responder plenamente por su difusión y promoción.

El representante popular expresó que estos derechos son un conjunto de normas internacionales que protegen a las personas hasta determinada edad. Los más importantes son la no discriminación, el interés superior del niño, el derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo, así como a participar en las situaciones que les afecten, es decir, que sus opiniones sean tomadas en cuenta. Todos y cada uno de ellos son inalienables e irrenunciables, por lo que ninguna persona puede vulnerarlos o desconocerlos bajo ninguna circunstancia.

El senador blanquiazul agregó que es importante señalar que, en su mensaje en ocasión del Día Universal por los Derechos de los Niños, celebrado el pasado 20 de noviembre, el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló que todo niño tiene derecho a sobrevivir y prosperar, a recibir una educación, a no ser objeto de violencia y abusos, a participar y a ser escuchado. Se trata de derechos humanos innatos, tan inalienables como los de los adultos.

“A partir de la promulgación de la Declaración en 1989, se ha ido adecuando la legislación interna con los principios contemplados en ella. Para fortuna de la población infantil y adolescente de México, ya contamos con la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, la cual abre una oportunidad para avanzar hacia el pleno cumplimiento de todos los derechos de la infancia y la adolescencia”, expresó Herrera Ávila.

El coordinador del grupo parlamentario de Acción Nacional manifestó que tener un decreto de ley no es suficiente para transformar la realidad en beneficios inmediatos para los niños y las niñas, sino que del papel es necesario pasar a la acción real.

Print Friendly, PDF & Email