Se ha hecho debate político de la manera acertada: Felipe González. Hablar de moches no es guerra sucia electoral. Movimiento Ciudadano celebró la revocación de una multa por 182 mil pesos

FelipeRevocan3Candidatos y dirigentes de Movimiento Ciudadano aplaudieron lo vertido en el expediente SM-JRC-11/2016, pues el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se pronunció a favor de la libertad de expresión y del debate político.
Con la magistrada Claudia Valle Aguilasocho como ponente, la Sala Regional revocó una multa de 182 mil 417 impuesta a Movimiento Ciudadano por colocar un espectacular que decía “No más moches, el futuro es naranja”.
Movimiento Ciudadano acreditó que el anuncio no era calumnioso, pues únicamente intentaba “evidenciar las conductas en que han incurrido legisladores federales del PAN de obtener aportaciones de dinero a cambio de la aprobación de mayores recursos para los estados y municipios; hechos que sostiene fueron reconocidos por el propio partido hoy denunciante”.
El espectacular, señaló la Sala Regional con sede en Monterrey, se ajusta a los parámetros de la libertad de expresión y contribuye al debate político.
Felipe González Ramírez, candidato a la Presidencia Municipal de Aguascalientes, dijo que Movimiento Ciudadano nunca intentó hacer guerra sucia, sino opinar sobre el modo en que opera un sistema político dominado por la corrupción.
Destacó que la ciudadanía está ávida de opciones que garanticen un cambio en el servicio público, y que el proceso electoral en turno es ocasión propia para iniciar con el proyecto.
El coordinador operativo estatal de Movimiento Ciudadano, Raúl Martínez Delgadillo, también celebró la postura de la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.
Dijo que un sistema democrático no puede privarse de la crítica política.
“Nosotros siempre hemos estado apegados a la ley, ha quedado constancia, el máximo tribunal electoral lo ha dicho. Ha quedado de manifiesto que existe una gran problemática en cuanto a los moches, en la misma sentencia se desprende que se han venido presentando y que son partícipes los legisladores federales”.
El debate democrático, se lee en la sentencia, debe permitir la libre circulación de ideas respecto a candidatos y partidos políticos, para que todos puedan indagar sobre su capacidad y honestidad para ocupar un cargo público.
El tribunal electoral, apuntó Raúl Martínez, “nos dio la razón y actuó con justicia protegiendo la libertad de expresión y el debate político. Invitamos a los demás candidatos se sumen y contrastemos proyectos y propuestas”.

Print Friendly, PDF & Email